TODO LO QUE HAY QUE SABER SOBRE LAS PIEDRAS DE SAUNA

Un componente muy importante para el buen funcionamiento de un calefactor de sauna son las piedras que se ponen en su parte superior.

Las piedras que se utilizan en las instalaciones de sauna son del tipo peridotita. Su principal característica es que son unas piedras muy porosas, que aguantan muy bien la temperatura.

La función de las piedras en el calefactor de sauna es absorber y vaporizar el agua que se vierte encima de ellas. Así, cuando se tira una poco de agua con el cazo de madera, las piedras, al estar muy calientes y ser muy porosas, evaporan rápidamente esta agua y aportan humedad al ambiente.

Las piedras de sauna se van desgastando con el uso (van perdiendo su tamaño) y deben revisarse y reponerse periódicamente.

Desde Saunas Asturgó recomendamos utilizar piedras para sauna especialmente recomendadas para este uso. Hay muchas piedras para sauna que se venden en plataformas de comercio electrónico (a precios muy baratos) que no cumplen los requisitos mínimos necesarios para utilizarse en un calefactor de sauna.

Unas piedras de sauna de mala calidad o una cantidad insuficiente de piedras provocan que el agua fluya a través del calefactor de sauna sin evaporarse y se generen dilataciones en las resistencias eléctricas que acaban con su rotura y generan corrosión a toda la envolvente del equipo.

Compre siempre piedras para saunas en comercios especializados.

Este y muchos más consejos en la página web www.saunasasturgo.com. Somos especialistas en equipos de sauna.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *